miércoles, septiembre 27, 2006

CSI & Spooks, a la vejez viruelas


Últimamente parece que el tema de las series de TV monopoliza el blog, pero es que estamos en la temporada. Las series salen a la naturaleza y cualquier buen aficionado armado con un conexión decente puede observarlas en su habitat natural, antes de que muchas de ellas mueran con la llegada del crudo invierno. A pesar de todo hoy voy a hablar de dos series veteranas, CSI y la inglesa Spooks.

CSI es una de esas series que, como House por ejemplo, nos tiene acostumbrados a un fórmula que funciona (no hay más que ver las audiencias a ambos lados del charco): Si eres malo más te vale no cometer el crimen en Las Vegas, bueno ni en Miami, va, tampoco en Nueva York y como sigamos así tampoco en Matalascañas. Pero de vez en cuando CSI, la original, se sale de lo habitual. Pasa por ejemplo con el homenaje a Rashomon de la pasada temporada (la temporade que está emitiendo AXN si no me equivoco), un episodio en el que cada CSI va contandonos el caso a su manera (genial la visión de Greg Sanders por cierto). También me ha dejado descolocado el primer capítulo de esta séptima temporada. Empecé a extrañarme cuando en el minuto 36 se resuelven los dos casos de la semana. A partir de ahí 6 minutos y dos situaciones intrigantes que pueden cambiar bastante el panorama de algun CSI de Las Vegas y un continuará que nos deja esperando el próximo episodio con muchas ganas.

Otra serie que vuelve, ya en su quinta temporada, es la producción de espias de la BBC, Spooks. Una serie que empezó casi como un drama intimista alrededor de las peripecias de varios agentes secretos y su complicada doble vida se ha ido transformando en una serie más espectacular que apuesta por historias más cercanas a la actualidad y con una buena dosis de enredo y mala baba. Nunca han tenido miedo en Spooks de cargarse personajes o de meterse con sus propios servicios secretos pero el doble episodio que abrió la temporada no tiene desperdicio.


--- (Ojo spoilers) ---

Nuestros spooks del MI:5 se enfrentan ni más ni menos que a una conspiración dentro del propio gobierno que intenta dar un golpe de estado y recortar las libertades cíviles en nombre de la seguridad nacional. Todo esto a base de que el MI:6 (más rivales que amigos del 5) organice una serie de atentados a reservas petrolíferas y dirija una complot en el que también están implicados mágnates de la prensa y poderosos empresarios con turbias relaciones con antiguos agentes de la URSS. Sin olvidarnos de un intento de asesinato al hijo del primer ministro para que este pierda definitivamente el nervio o campos de detención previstos para los activistas más "peligrosos". Ahí queda eso. Y en la BBC.


--- (Fin spoilers) ---


En fin no desvelo más pero la manera de resolver el fregado tampoco tiene precio. Reconozco que cada día me lo paso mejor con Spooks.

Etiquetas:

1 Comments:

At 19:49, Anonymous Melo said...

Esto es lo que siempre le faltó a CSI para engancharme. Continuidad.
Habrá que echarle un vistazo

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home